Botón Vimeo Botón Facebook Botón Twitter

Mercado de Segunda mano

Cómo funciona el Mercado Social de Madrid

El Mercado Social implementa un circuito de moneda complementaria que basa una parte de su funcionamiento en  bonificaciones aplicadas a los consumidores con cada compra, y que para el proveedor supone un descuento en la venta. Es algo parecido a los programas de puntos que tienen algunas empresas grandes para fidelizar clientes y aumentar ventas, pero con el objetivo de ampliar la incidencia de la economía solidaria y desarrollar redes amplias que puedan funcionar con una “moneda” basada en criterios económicos no capitalistas.

Este modelo parte de empresas y entidades que ya funcionan en la economía formal, y es desde esta realidad desde la que se pretende ir ampliando paulatinamente un mercado alternativo que mantenga vasos comunicantes con el mercado formal; creemos que de otra manera sería muy difícil incorporar a empresas existentes a esta nueva dinámica.

Según vayamos experimentando y aprendiendo podremos plantearnos nuevos mecanismos o ir corrigiendo los que veamos menos útiles. Igualmente podremos establecer relaciones con otras redes de intercambio que utilicen otros criterios y mecanismos de moneda social.

Además de un proyecto socio-político, el Mercado Social es un proyecto económico. Estas dos dimensiones nos llevan a pretender implicar al mayor número posible de perfiles pero con la prudencia de que la incorporación de entidades no tiene que estar basada sólo en la necesidad, sino también en la ideología, entendida ésta como unas prácticas y apuestas por otro modelo de relaciones económicas y laborales.

Para conocer como estamos implementando este sistema, guíate por las siguientes cuestiones:

Quién puede formar parte del Mercado Social de Madrid?

Hay dos tipos principales de participantes en el Mercado Social de Madrid: entidades proveedoras y entidades/personas consumidoras.

Proveedoras pueden ser empresas, organizaciones o personas autónomas que cumplan los criterios del MES y pasen los cuestionarios de garantía. Las entidades proveedoras también actúan como consumidoras cuando compran a otras del mercado social.

Las personas o entidades Consumidoras pueden ser grupos y cooperativas de consumo o personas individuales. Estos “consumidores” sólo actúan como tal y no pueden ofertar productos y servicios.

¿Qué es la moneda social y en que se diferencia del euro?

La moneda social es un instrumento para conseguir relaciones económicas igualitarias y basadas en el trabajo real. La moneda social se crea y se destruye por y en función de la actividad económica real que se dan entre las entidades y personas participantes.

Es una moneda local, que no produce intereses y que no tiene sentido acumular. Esto elimina la posibilidad de especular con ella y facilita una alta rotación de la misma, aspecto que favorece los intercambios internos. En este sentido, nunca hay escasez de moneda, sino que existe tanta como riqueza o trabajo real existe en el Mercado Social.

Por tanto, es una moneda que se crea de forma democrática, descentralizada y comunitaria, lo que permite consolidar y potenciar economías locales basadas en la cercanía y el conocimiento mutuo.

Nuestra moneda social no tiene una representación física (billetes o similar). Los intercambios en moneda social se realizan a través de procedimientos electrónicos mediante una interfaz web en la que cada usuario dispone de una cuenta propia en moneda social.

En nuestro sistema conviven el euro (con su realidad física) y la moneda social con una relación de equivalencia 1:1 entre ambas.

El nombre que hemos adoptado para nuestra moneda social es Boniato.

¿Cómo funcionan las bonificaciones en nuestra moneda social?

Se puede pagar a las entidades adscritas al Mercado Social con las dos monedas, euros o boniatos. Pero independientemente de con que moneda (o mezcla de ambas) se realice una operación, con cada venta concreta la entidad o persona consumidora obtiene una bonificación en moneda social y la entidad proveedora adquiere un débito en moneda social.

Supongamos que el Porcentaje aplicado en la bonificación es del 10%. Si una empresa realiza una venta con valor de 100 unidades monetarias, tras cobrar esas 100 unidades, en su cuenta en moneda social se le restarán 10 boniatos; al contrario, la consumidora sumará en su cuenta 10 boniatos.

Ahora bien, las 100 unidades monetarias que recibe el vendedor, pueden ser totalmente en euros, totalmente en boniatos o una parte en euros y otra en boniatos. Cuando el vendedor cobra una parte o el total en boniatos, esta cantidad se le sumará en su cuenta de moneda social a la vez que se restará en la cuenta de la consumidora.

Para el consumidor, significa que con cada compra que realiza, obtiene moneda social.
El proveedor, realmente está aplicando un descuento en la venta, que se reflejará en su contabilidad en euros en un momento posterior.

Además del porcentaje de bonificación para el consumidor, se plantea la necesidad de una bonificación para el funcionamiento logístico del mercado social. Los valores medios que se proponen son del 2% para el Portal y del 3% para la entidad o persona consumidora. Pero hay flexibilidad tanto en los porcentajes como en las condiciones para la aplicación de los mismos; éstas se proponen y debaten con el equipo de gestión del mercado social.

Convertibilidad de moneda

CAMBIAR BONIATOS POR EUROS

El Mercado Social de Madrid garantiza el 100% de la convertibilidad Boniato/Euro para las Entidades Proveedoras del MES. Pensamos que esto facilita la circulación del Boniato y permite una mayor viabilidad para los diferentes actores del MES, tanto usuarios/as como entidades proveedoras.

Ventajas

CÓMO CAMBIAR BONIATOS POR EUROS

En el caso de que una entidad proveedora acumule un exceso de boniatos positivos, la Caja Central del MES asegurará que pueda cambiar Boniatos por Euros. Para ello el procedimiento será el siguiente:

El objetivo de la convertibilidad es dinamizar el uso del Boniato y allanar su incorporación a nuestros hábitos y redes de consumo. La convertibilidad de moneda se garantiza en base a las "compras" de Boniatos con Euros que realizan los/as usuarios/as. Serán estas "compras" las que inyectarán la masa extra de Boniatos con los que una entidad proveedora puede llegar a tener un saldo tan positivo que pida la convertibilidad de Boniatos a Euros.

¿Puede alguien endeudarse en exceso en moneda social? ¿Hay límites al uso de la moneda social?

Para regular el proceso de creación-destrucción de moneda social, y con el objeto de que ningún proveedor entre en desequilibrio excesivo entre sus cuentas en euros y en boniatos, éstos podrán implantar un Porcentaje máximo que admiten en moneda social para cada operación concreta. Este valor podrá variarse en cada momento según las consideraciones de cada proveedor:

Por ejemplo, si este valor es del 20% y realizamos una venta de 100 unidades monetarias, tenemos la potestad de aceptar como máximo 20 boniatos; el resto (80) tendrían que ser euros.

Importante señalar que este valor es opcional. En caso de no aparecer significa que el proveedor no adopta porcentaje máximo.

Cuando un proveedor llegue a un saldo negativo de 500 boniatos, deberá saldar al menos parte de esa deuda aportando euros a cambio de boniatos. Esto es importante para garantizar la convertibilidad de boniatos a euros en el caso de que haya proveedores que tengan muchos boniatos positivos. Por otra parte, el saldo negativo de los proveedores corresponde al “descuento” diferido que hacen con la bonificación y que debería obligarles a “guardar” los euros equivalentes como deuda que tienen con el MESM. Lo normal es que cuando acepten boniatos como pago ese saldo negativo se cancele y por tanto no fuera necesario el cambio de euros a boniatos.

¿Cómo se registran los movimientos en moneda social?

Descargar este manual.

¿Qué información ofrecen las entidades proveedoras y cómo puedo acceder a la misma?

Las entidades proveedoras tendrán una ficha en el Portal web, en la que además de las características de la entidad y los servicios y productos que ofrece, deberán figurar de manera clara los porcentajes de sus bonificaciones y las condiciones de pago en moneda social. Para más información mira el siguiente enlace.

Para que este sistema funcione es necesario un alto grado de confianza. Para ello se exige una transparencia total en cuanto a las condiciones aplicables en cada momento y en cuanto al balance y movimientos de cada usuario en moneda social. Garantizar esta transparencia es una de las tareas principales de las comisiones abiertas de que dispone el MES.

¿Hay que pagar alguna cuota?

Si sólo quieres ser persona o entidad consumidora no se paga ninguna cuota. La cuota de las entidades proveedoras y las entidades y personas consumidoras que quieran ser socias de la cooperativa Mercado Social, se rigen por los siguientes criterios:

¿Cómo se renueva el pago de la cuota y que pasa si no lo hago?

Si a la fecha de caducidad de la cuota anual, ésta no se ha pagado pero tuviera saldo suficiente en moneda social se haría la prórroga automáticamente descontando la cuota del saldo disponible. En caso contrario se bloqueará la cuenta, y por tanto la posibilidad de participar en el Mercado Social de Madrid, hasta que se pague la cuota. Se avisará con al menos un mes de antelación a la fecha de caducidad de la cuota.


Documentación Guía rápida para proveedores sobre cómo usar el Terminal de Punto de Venta
Cobrar en boniatos es más fácil de lo que piensas
Convertibilidad de moneda
Modelo de Hoja de registro de ventas para Openoffice o Libreoffice (.ods)
Modelo de Hoja de registro de ventas para Excel (.xls)
Manual de Uso de la Web de Moneda Social